Rejuvenecimiento facial para las orejas

Las orejas son una característica que habitualmente pasa desapercibida a menos que sean prominentes y estén fuera de equilibro con el resto de la cara de una persona. Las orejas prominentes se inclinan lejos del cuero cabello y hacia delante. Su forma se ve determinada por los patrones de pliegue de los cartílagos que subyacen a una cubierta de piel fina. Las orejas prominentes pueden corregirse reduciendo el tamaño de los cartílagos o “fijando” los cartílagos hacia atrás con puntos de sutura subcutáneos que se colocan detrás de las orejas. Las orejas prominentes habitualmente se reconocen y corrigen durante la infancia, habitualmente después de los cinco años. Para adultos, las orejas prominentes también pueden corregirse empleando técnicas similares a las utilizadas para los niños. En adultos mayores, la ampliación de las orejas y los lóbulos de las orejas están gradualmente asociadas a la edad avanzada. La reducción de los lóbulos de las orejas es un procedimiento relativamente simple que puede eliminar uno de los signos del envejecimiento. Entre los procedimientos más comúnmente realizados en la consulta está la reparación de los lóbulos de las orejas divididos. Estos son procedimientos relativamente baratos que se realizan con anestesia local. Los lóbulos de las orejas después pueden volver a ser agujereados después de un periodo adecuado de curación.