Rejuvenecimiento facial para la nariz

Rinoplastia (Cambio de forma de la nariz y cirugía de la nariz)

La rinoplastia, o remodelación nasal, es una cirugía utilizada para corregir las condiciones indeseadas de la nariz, como una gran joroba nasal o ventanas de la nariz dilatadas, para mejorar el aspecto y la forma de su nariz. La rinoplastia es uno de los procedimientos de cirugía plástica más comunes realizados en pacientes, y es adecuado para pacientes femeninos a partir de 15 años o masculinos a partir de 17 años.

Si está considerando la rinoplastia, contacte con el Doctor Fortes para una consulta para que primero pueda evaluar la estructura de su nariz y su cara y discuta con usted sus expectativas de apariencia. Factores tales como la estructura de sus huesos nasales, la forma de su cara, el grosor de su piel y su edad afectarán al resultado de su cirugía.

Las imágenes por ordenador también le ayudarán a usted y al Doctor Fortes a determinar los resultados de su cirugía basándose en el tamaño y forma de su nariz.

La cirugía puede realizarse de forma ambulatoria con anestesia general y tarda aproximadamente dos horas en terminarse. Durante el primer día después de la cirugía, los pacientes deben planificar quedarse en la cama con la cabeza elevada.

Después de la cirugía, los pacientes deben evitar golpear o rascar su nariz durante aproximadamente ocho semanas, así como limitar la exposición al sol durante dos meses. Dependiendo del procedimiento realizado, puede aplicarse una férula en la nariz para ayudar a mantener su forma después de la cirugía. Pueden colocarse férulas de plástico suave en sus fosas nasales para estabilizar la vía aérea y se quitan en cinco a siete días.

La mayoría de los pacientes pueden volver al trabajo o a la escuela en siete a diez días después de la cirugía y pueden volver a hacer ejercicio y otras actividades extenuantes después de unas dos semanas.

Septoplastia – Cirugía del tabique nasal

¿Experimenta ronquidos o dificultad para respirar?

Los problemas respiratorios o de ronquidos pueden ser una señal de que usted es un candidato para la cirugía nasal – un procedimiento llamado septoplastia. El tabique nasal, que es la pared divisoria entre los conductos de aire, puede desviarse o torcerse, causando una obstrucción nasal que crea dificultad para respirar y provoca ronquidos. Para mejorar la vía aérea nasal, la forma o posición del tabique nasal pueden corregirse con cirugía.

Durante su consulta con el Doctor Fortes, él determinará si usted es un candidato para la septoplastia. Una deformidad nasal puede ser una señal de una condición médica más seria y puede estar cubierto por su seguro de salud.

Durante la septoplastia, se realizan incisiones dentro de las fosas nasales y pueden colocarse tapones nasales o férulas de plástico suave en sus fosas nasales para estabilizar el tabique nasal después de la cirugía.

La cirugía puede realizarse de forma ambulatoria con anestesia general y tarda aproximadamente de una a dos horas en terminarse. El primer día después de la cirugía, los pacientes deben planificar quedarse en la cama con la cabeza elevada.