Rejuvenecimiento de la mano

Las manos envejecidas son generalmente el “claro indicativo” de la edad avanzada de una persona mayor. A menudo se ofrece preferentemente atención al rejuvenecimiento del envejecimiento de la cara y del cuello. Sin embargo, debe darse siempre la misma atención al rejuvenecimiento de las manos envejecidas para mantener la armonía con el resto de características rejuvenecidas y para “mantener a la gente adivinando”. Las manos envejecidas se caracterizan por el adelgazamiento de la piel y las irregularidades en la pigmentación. La piel delgada lleva a una mayor visibilidad de las articulaciones, tendones y venas. Hay procedimientos relativamente simples que pueden restaurar una apariencia más joven en las manos. Estos incluyen el uso de rellenos para hinchar la piel de la parte trasera de las manos. Una elección excelente es el relleno Radiesse. Al inyectarse justo debajo de la piel, Radiesse puede añadir suficiente volumen a la parte trasera de la mano para hacer que los tendones, articulaciones y venas sean menos prominentes. Generalmente una jeringa es adecuada para cada mano. Los resultados son naturales y pueden durar más de un año. Las irregularidades de pigmentación de la mano generalmente son el resultado de años de exposición al sol y daño por la luz ultravioleta. Los puntos solares y las “manchas cutáneas” pueden mejorarse con varios láseres que interrumpen el pigmento irregular en la piel. La Luz de Pulso Intensa (IPL) es una de esas opciones láser. El bloqueo al sol y las “cremas blanqueantes” puede evitar que las manchas solares vuelvan a aparecer. Estas opciones de tratamiento simples pueden mantener un aspecto joven en las manos y una armonía de edad con todas las demás características rejuvenecidas.